• Traductor Google

Santiago de la Rosa: “Al paciente crónico debemos abordarlo con medicina integrativa”

medicina integrativa

El Dr. Santiago de la Rosa es Médico Integrativo, Licenciado Universitario en Acupuntura por Harbin (China), Master en Medicina Biológico Naturista y en Homeopatía. Lleva toda su carrera trabajando con y por las medicinas integrativas, a las que llegó, como otros profesionales, tras una experiencia personal positiva con las terapias. Tras 14 años de cronicidad de una rinitis alérgica y con un tratamiento de antihistamínicos, cortisona y vacunas, los síntomas desaparecían pero no resolvían. La solución llegó a través de la acupuntura.

Gracias a esta experiencia, el doctor de la Rosa empezó a formarse en acupuntura y moxibustión, homotoxicología, homeopatía, biorresonancia, fitoterapia china… “Casi todos los médicos que han estudiado estas terapias válidas, con evidencia científica y con una trayectoria de cientos y de miles de años, les ha pasado como a mí o han visto los resultados en algún paciente a los que con la medicina científica estaban crónicos y no se les podía ayudar más.” “En la carrera de medicina no te enseñan estos abordajes y le puedo decir que en mi práctica clínica siempre nos dirigimos a mejorar la calidad de vida con el menor tratamiento posible, me refiero a que el abordaje es múltiple y con buenos resultados”.

Según el libro blanco divulgativo de la Asociación Española de Medicina Integrativa*, España está a la cola de los países en considerar estas técnicas como otra más dentro del ámbito de la asistencia sanitaria. “Existirá apertura a ellas cuando hagamos caso a Europa y a la OMS”, afirma de la Rosa.

Santiago de la Rosa

Acupuntura sí, fitoterapia china también

Santiago de la Rosa descubrió Fitoki a través del ICOMEM (Ilustre Colegio de Médicos de Madrid) con su presidenta la Dra. Juliana Fariña, cuando se ofrecía formación de acupuntura, homeopatía y medicina naturista. “Actualmente la junta directiva está en contra de ellas, dicen que no son científicas a pesar de estar ampliamente extendidas en EEUU, Europa y en el resto del mundo. Sabiendo que las estadísticas oficiales estiman que hay más de un 50% de enfermos crónicos en España. Y que está en marcha la estrategia de la OMS para las medicinas complementarias e incluso recomiendan antes 2024 incluir estos abordajes en los sistemas sanitarios de salud. Por ejemplo, actualmente en el Hospital Vall Hebrón en Barcelona a los pacientes de oncología los tratan con acupuntura, en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla utilizan la técnica para el tratamiento del dolor y Hospital Clínico Universitario de Málaga* usan acupuntura con una aguja en 7R y reflexología para controlar las ganas urgentes de orinar”.

Todavía queda mucho por hacer, pero no sólo en la integración de la medicina occidental con la oriental, sino también dentro de la propia MTC. “Creo que sería importante para el estudio de la energética milenaria, se aunasen los conocimientos de acupuntura, moxibustión y fitoterapia, para que cada uno de los síndromes, el facultativo acupuntor tuviese una visión más amplia del conocimiento en la técnica milenaria que pueda ayudarle a resolver el problema del paciente.”

Santiago de la Rosa

Ser o no ser legal

El problema de nuestro sector se llama regulación. La situación a nivel internacional es bien distinta a la tendencia que está produciéndose en España. Países como Francia, Reino Unido, Bélgica, Alemania o Suiza, entre otros, han venido considerando la homeopatía dentro de sus sistemas sanitarios públicos, regulándose su uso por ley y siendo un área específica para los profesionales sanitarios.

Santiago de la Rosa lo tiene muy claro: Tiene que existir una regulación como en Europa, deberíamos aprender de Portugal, Suiza, etc… que ya tienen reguladas estas terapias. Nosotros deberíamos hacer lo mismo y sentarnos en una mesa todos los expertos para llegar a un acuerdo legislativo. Pero mientras los dirigentes políticos sigan divididos y no haya voluntad política, la situación seguirá bloqueada. Reparar lo que estamos viviendo nos va a llevar años y perdemos todos: los profesionales, la industria, sobre todo los pacientes y en definitiva la sociedad.”

Pero las raíces de la legislación van mucho más allá de los profesionales que están ejerciendo en la actualidad. Afecta también a los laboratorios, que como Fitoki, elaboran productos de MTC. Tanto los médicos como los pacientes necesitan productos de calidad seguros con estudios científicos, que puedan indicar los médicos acupuntores españoles, pero el problema es el parón existente en estos momentos en la formación. Lo que supone que no puedan entrar nuevos médicos en el sistema, los que estamos envejeciendo, necesitamos médicos jóvenes que nos sustituyan. Cuando la formación se ve afectada, no sólo implica a las universidades o los centros de formación, sino que afecta a la sociedad en su conjunto.”

Santiago de la Rosa

Medicina integrativa: ¿Un futuro para la esperanza?

A pesar de las trabas, cuestionamientos y ataques por parte del Gobierno español que ha sufrido nuestro sector desde 2013 al 2019, Santiago de la Rosa conserva la esperanza de que por la vía europea, los políticos españoles entren en razón. Sin ir más lejos, el pasado mes de septiembre la ex ministra de Sanidad y actual miembro de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria y Presidenta de la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo, Dolors Montserrat ha dado su apoyo para la inclusión de la Medicina Integrativa dentro del sistema sanitario europeo.

“Hay que ser positivos y ver que el futuro será mejor que el presente. Siempre existirán pacientes para la MEDICINA con mayúsculas, sea con tratamientos convencionales o con no convencionales. La unión de las dos medicinas occidentales y orientales es lo mejor que le puede suceder al ser humano, concluye De la Rosa.

ENLACES DE INTERÉS
Técnicas de acupuntura del Hospital Clínico Universitario de Málaga
Libro de la Asociación Española de Medicina Integrativa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *